¿Importa la cadencia?

Un estudio de 2014 realizado por la Dra. Rachel Lenhart de la Universidad de Wisconsin-Madison descubrió que aumentar la velocidad de los pasos, o la cadencia, en tan solo un 10 % podría aliviar eficazmente el dolor de rodilla e incluso reducir el riesgo de lesionarse la rodilla al correr.

La mayoría de nosotros no pensamos mucho en la forma en que caminamos o corremos, es algo natural y nuestros cuerpos fluyen naturalmente dentro de su propio movimiento. Pero, si hacemos un esfuerzo adicional para pensar en la forma en que nuestros pies tocan el suelo o la longitud de nuestros pasos, podemos evitar que nuestro cuerpo sufra dolores o lesiones innecesarias y pasar más tiempo disfrutando de nuestra carrera.

Cuando da pasos más rápidos y cortos, cambia su centro de gravedad y reduce las fuerzas de frenado con cada pisada. Esto crea un golpe de talón menos pronunciado y una zancada más fluida. Evita que sus rodillas asuman fuerzas de carga excesivas y reduce las lesiones relacionadas con el exceso de zancadas (por ejemplo, distensiones en los isquiotibiales).

¿Entonces que significa esto para usted?

Una mujer enmascarada corre sola

Tome pasos más pequeños

Si bien el objetivo es, literalmente, dar pasos más pequeños, en sentido figurado, dar pasos más pequeños al aumentar la cadencia solo un poco ayudará a entrenar el cuerpo para adoptar una nueva forma de correr. Aproximación con precaución. La repetición y la simetría son claves. Por ejemplo, no querrás dar zancadas excesivas con el lado izquierdo y compensar en exceso con pasos cortos con el derecho.

Un estudio de análisis de la marcha realizado en 2019 en la Universidad de Columbia Británica encontró que los corredores que aumentaron su cadencia (y redujeron la longitud de los pasos) vieron una disminución del 15 % en la fuerza de frenado mientras corrían, lo que significa menos impacto en sus articulaciones y una carrera más saludable general. Este grupo, dirigido por el Dr. Christopher Napier, PT, sugiere que restringir la marcha a pasos más cortos y más frecuentes puede ser un método viable de prevención de lesiones para los corredores recreativos de todas las edades.

Un hombre con un cubrebocas corre solo

Usa un metrónomo o música

Encontrar la longitud de zancada adecuada para tu forma y tamaño es la clave para construir y mantener una cadencia saludable. Dado que 180 spm realmente no parece ser el número mágico para todos, recomendamos encontrar una canción con los latidos por minuto óptimos que le gustaría mantener y reproducirla de forma intermitente a lo largo de su carrera.

En los últimos años, Spotify y otras plataformas de transmisión de música han lanzado listas de reproducción de ejercicios organizadas por latidos por minuto (bpm), para que pueda encontrar su ritmo (juego de palabras) y ayudar a su cuerpo a acostumbrarse a una nueva cadencia sin fatigarlo demasiado. gusto por la música. Como con cualquier cosa, la práctica hace al maestro y, con el tiempo, descubrirá que puede correr a su nueva cadencia sin la ayuda de la música o un metrónomo.

Escucha la lista de reproducción de 180 bpm de Spotify

Un proveedor de Fleet Feet señala un escaneo de un pie en un ipad

Habla con un experto

Nuestros proveedores de equipos especialmente capacitados usan herramientas como nuestra exclusiva placa de presión para ayudarlo a comprender la forma en que se mueve su cuerpo y qué calzado le conviene más, lo que puede prevenir lesiones y, en última instancia, ayudarlo a disfrutar más de la carrera.

Si descubre que tiene dolor en las articulaciones mientras corre, ajustar su cadencia puede ayudar o no. La mejor manera de abordar el dolor que está experimentando es consultar a un experto para saber cuál puede ser el problema.

Nuestro proceso de ajuste

Deja un comentario